martes, 1 de julio de 2008

EN ESPAÑA SE BUSCAN 25.000 INGENIEROS INFORMATICOS


No pinta bien tu futuro en América Latina? Si eres ingeniero, licenciado o técnico en Informática o Telecomunicaciones quizás sientas que se cierran las puertas en tu país, pero es posible que haya alguna ventana abierta en el Viejo Mundo, donde se requieren para los próximos 5 años más de 30.000 profesionales de la computación.

El idioma compartido es un punto a favor de los latinoamericanos, una ventaja frente a profesionales rumanos, checos, polacos, etc. que también emigran vertiginosamente hacia países más avanzados de la Comunidad Europea.

El Diario El País de Madrid publica hoy una nota en la que se habla de la escasez de profesionales de las nuevas tecnologías, estimando en 25.000 los ingenieros que se requieren de forma inmediata en la industria informática española. Los reclutadores tienen a Venezuela, Colombia, Chile y Perú en la mira.

La noticia explica que la Asociación de Empresas de Tecnologías de la Información y Comunicaciones ha lanzado la alerta, pues no se gradúan suficientes especialistas informáticos en España. La nota aclara que también se buscan “perfiles medios y bajos”, como programadores y analistas (que no hay que tener un Ph.D. para ser un gran programador).

La misma asociación publica un estudio en el que destaca lo siguiente: la edad media de los trabajadores del sector es de 35,2 años; 60% de las empresas incrementarán sus nóminas este año contra 3% que las reducirán; y los salarios pueden alcanzar una media de 97.970 euros anuales en los puestos de dirección de estas empresas. La industria informática y de telecom española creció un 6% en 2007.

La AETIC tiene un portal propio de ofertas de empleo para candidatos que ya estén en España
Se buscan 25.000 ingenieros

La denuncia no es nueva: faltan profesionales en el sector de las nuevas tecnologías; y faltan muchos. Según la Asociación de Empresas de Tecnologías de la Información y Comunicaciones de España (AETIC), hoy por hoy existe un déficit de 10.000 trabajadores de alta cualificación, más otros 15.000 con perfiles medios y bajos. En los próximos cinco años, las empresas españolas precisarán de 30.000 ingenieros de Telecomunicaciones.

Sin embargo, en 2006 las universidades españolas sólo produjeron 13.700 licenciados en áreas del sector, de los que 2.100 eran telecos. El año pasado, la Universidad Politécnica de Madrid recibió 961 solicitudes de empleo para sus estudiantes, mientras que el curso 2005/06 se cerró con 322 titulados. La carencia es tal que un 58% de los estudiantes están trabajando antes de terminar la carrera.

¿Y si la oferta supera a la demanda? “Si este talento no sale de las universidades españolas habrá que buscarlo en otros países”. Carlos Cabezón, director de la división de Adecco dedicada a las nuevas tecnologías, lo tiene claro. Y el sector también. La empresa de gestión de recursos humanos ha lanzado un programa para contratar en origen a ingenieros, programadores y analistas que quieran emprender una carrera en España.
Faltan licenciados… y calidad

25.500 euros brutos anuales, más un 12% de variable, más beneficios sociales (plan de pensiones, seguro médico,…), más formación de posgrado. La Operadora del Mercado Ibérico de Energía (OMEL, algo así como la bolsa de valores que compra y vende energía en función de su demanda en España y Portugal) tiene abierto todo el año un proceso de selección para contratar a tasadores (recién licenciados en Telecomunicaciones o Informática) con unas condiciones nada desdeñables. Pero ha tenido que recurrir al programa International Mobilty de Adecco para cubrir su demanda.

“Hasta hace dos o tres años, nos bastábamos para completar la plantilla”, asegura Santos Ortega, Jefe de Recursos Humanos de OMEL, pero “hemos detectado un bajón drástico de gente preparada; no sólo faltan licenciados, también calidad”.
Además, según Ortega, España vive inmersa en un cambio sociológico que, en su opinión, no se ha visto venir. “Los estudiantes españoles tienen mucho donde elegir; además, hoy la formación no termina al conseguir la licenciatura, sino que se completa con estudios en el extranjero, estancias de training en grandes multinacionales, etcétera”.
Así, OMEL ha encargado a Adecco que busque profesionales en otras latitudes que quieran venir a trabajar a España, formarse y “en un par de años dar el salto dentro del sector o volverse a su país de origen”.

Venezuela, Perú, Colombia y Chile son algunos de los caladeros donde Adecco buscará los trabajadores que OMEL no encuentra en España. También en el este de Europa (Rumanía, República Checa y Eslovaquia), aunque el idioma y la mayor proximidad con otros países en los que los sueldos y coberturas son mayores hace más difícil que su primera elección sea España.
Ideas para buscar un empleo en el sector TIC en España

Procura quedarte en una empresa el mayor tiempo posible. Los currículos en Europa no suelen ser tan largos como en América Latina, pues los profesionales buscan “hacer carrera” a largo plazo . Haber pasado por varias empresas distintas en pocos años puede hacerte lucir inconstante, ineficiente o conflictivo.

En Europa vale más la experiencia acumulada que los títulos y los cargos. Ofrécete a trabajar en empresas que desarrollen proyectos innovadores o complejos, aunque la paga no sea la mejor, para poder demostrar habilidades específicas. Si eres especialista en programación para Internet, implementa un portafolio de proyectos propios que puedas mostrar. Esfuérzate en la documentación de tus proyectos y anéxala a tu portafolio.

Invierte en certificaciones tecnológicas de buena reputación. Aunque pueden ser costosas (entre USD $150 y $1000), muchas de estas credenciales son, para los empleadores, garantía de capacidades y habilidades específicas. En Wikipedia hay una lista extensiva de certificaciones para diferentes plataformas, herramientas y lenguajes. Consulta los sitios web de estas empresas para encontrar en qué lugares de tu ciudad hay “Testing Centers” autorizados donde te administren las pruebas. Si los cursos son demasiado costosos, buena parte del material está disponible en libros o en Internet, y puedes estudiar por tu cuenta.

Si eres un trabajador del área de la tecnología, habla, lee y escribe en Inglés. No aprendas alemán, italiano, chino mandarín ni francés si aún no puedes comprender perfectamente la lengua inglesa. Prácticamente toda la documentación técnica se publica en este idioma.