lunes, 30 de junio de 2008

LAS "SUPERNAVES DEL CAMPUS PARTY"

Computadores con amortiguador, radiador y complejos sistemas de enfriamiento son una de las novedades del Campus Party, la fiesta digital que se tomó Corferias.

Pedro Felipe Rodríguez
Redacción Tecnología

En el instante en el que Juan Fernando Ramírez presiona el botón de encendido de su computador pareciera que una máquina espacial entra en operación: se prenden unas luces de neón y el sistema de enfriamiento de un PC de doce millones de pesos comienza a trabajar.

A simple vista parece un PC común, de esos que cualquier persona podría tener en su casa, pero más de cerca se pueden notar detalles como un indicador digital de temperatura, un ventilador que sobresale a un lado y adornos con dibujos de figura míticas.

El 'arte' de reformar los computadores y hacerlos más potentes se conoce en el mundo de la tecnología como modding, y cada vez es más popular entre los jóvenes aficionados a ese tema.

Ramírez es uno de ellos. Tiene 26 años y desde hace 10 se dedica a modificar computadores. El que trajo al Campus Party es uno de los más populares de la feria, pues está equipado con lujos poco habituales, como amortiguadores que le dan estabilidad al PC para sostener un radiador de más de tres kilos de peso.

Además cuenta con un complejo sistema de refrigeración por agua. Este toma el líquido desde un pequeño contenedor y lo bombea a un radiador que se encarga de enfriar el agua para pasarla por unos tubos que ayudan a mantener el computador funcionando tan fresco como una lechuga.

Con modificaciones de ese tipo los modders (como se le conoce a estos expertos) pueden aumentar las capacidades del PC para llevarlo casi al límite en busca del máximo rendimiento posible. Ese proceso puede sobrecalentar la máquina y por eso los sistemas de enfriamiento son unos de los componentes más importantes y a la vez más vistosos.



Un arte nada barato

Según Juan Sebastián Campos, otro experto en modding, cuando comienza el proceso de creación de una máquina de ese tipo "casi siempre se busca una inspiración". Esta puede ser cualquier cosa: hacer que el computador se parezca a un carro, a una nave espacial o hasta un horno microondas.

Campos, en equipo con Mauricio Corzo, diseñó un computador de once millones de pesos para la compañía fabricante de procesadores Intel, que lo está exhibiendo en el Campus Party. Este PC usa componentes de última tecnología de esa empresa estadounidense.

Las partes necesarias para lograr equipos de alto desempeño no son baratas y además no se consiguen en el mercado local. De acuerdo con Corzo, "muchas veces tenemos que importarlas nosotros mismos, y solo la tarjeta de video puede costar casi dos millones de pesos" (esa tarjeta maneja el contenido gráfico en el computador).

En el caso de Campos y Corzo se contó con el apoyo de una empresa. Ramírez, en cambio, usa el financiamiento que le puede proveer su padre. "A veces me dice que sí y otras veces que no. Pero siempre arreglamos", dice.

Para estos 'artistas' de los computadores el objetivo es que el equipo modificado le guste a la gente. "La magia está en personalizar el equipo a su gusto, como cuando uno pinta su casa", agrega Campos.

Corzo dice que un proyecto puede tomar desde unas horas hasta varios meses, dependiendo de su complejidad, aunque el promedio puede ser una semana.



Cómo se crea una supermáquina

Según Juan Sebastián Campos y Mauricio Corzo, expertos en modificar y armar computadores, estos son los pasos para ensamblar un equipo nuevo:

1. Planteamiento de la idea. El objetivo es mostrar algo nuevo que le guste a la gente. Las luces llaman mucho la atención, pero la meta es concebir un equipo que la gente no vea como un computador común.

2. Diseño de la máquina. Se puede hacer un boceto sobre una hoja de papel. Sin embargo, también se puede utilizar la ayuda de software de construcción de objetos en 3D para simular el funcionamiento del equipo.

3. Puesta en marcha. Este proceso puede tomar desde unas horas hasta varios meses. Se compran las partes y luego se arma el equipo.

4. Corrección de errores. Se hacen pruebas de funcionamiento y se verifica que los componentes modificados trabajen bien. En ningún caso se puede perder rendimiento.

5. Pruebas finales. Cuando el equipo está listo se prueba trabajando con diferentes configuraciones y se utiliza a su máxima potencia.